Primeras impresiones sobre “Dreamland”

Imagen

Esta noche se estrena una nueva serie que promete ser interesante. Creemos que como va dirigida a un público adolescente puede tener éxito, el hecho de que los actores sean desconocidos es una elección arriesgada que nos gusta. Realmente todo el proyecto es original, han pasado muchos años desde el éxito de “un paso adelante” y a sus espectadores les puede resultar novedoso. Es cierto que nos puede recordar a otras series americanas como “Glee”, pero el hecho de que sea española ayuda a empatizar más con la audiencia.
Hemos podido comprobar que hay mucho talento entre estos jóvenes artistas y sobretodo mucha ilusión, pero no entendemos como uno de sus protagonistas: Christian Sánchez, ha podido comentar que “por sus orígenes humildes él no habría podido costearse la formación artística que ha conseguido con Dreamland”, cuando sabemos que él estuvo estudiando durante 4 años en una escuela privada de danza y comedia musical -Coco Comin (www.cococomin.net)- creadora de musicales como “Grease”. Lo que más nos sorprende es que dicha escuela no es barata precisamente, por eso el hecho de que él quiera remarcar sus orígenes humildes hace que no nos lo creamos, sinceramente. También nos hemos enterado que ha participado en algunos musicales como “El Rey León” o “Hair”. Nos decepciona mucho este discurso populista Bisbal solo hay uno siempre y cuando lo hayamos interpretado bien (le concedemos el beneficio de la duda). A pesar de todo, consideramos que será un buen trampolín para este joven artista ya que talento no le falta y nos parece el más carismático de todos.

Imagen

Nos gustaría que la serie tuviese éxito porque es fresca, de género musical y con gente muy joven no consagrada en este mundo. Además, cuenta con el apoyo de cantantes como Malú, Shakira y Ricky Martín.

PD: esperamos que la cansina campaña publicitaria no haya quemado la serie antes de empezar (www.cuatro.com/blogs/vivedreamland/).
¡Suerte Dreamland!

Anuncios

CUÉNTAME que pasará… ¡ya!

Imagen

Se podría decir que es una de las series españolas más largas emitidas hasta hoy. La serie empezó con ese sabor nostálgico de una época concreta: para unos desconocida y para otros ya vivida, recordando su niñez y juventud. Pero ha llegado un momento en que nos da la sensación que cualquier día se producirá un colapso de espacio-tiempo entre la serie y la realidad. Ya vamos por los años 80, si tenemos en cuenta que la historia empezó cuando no habíamos ni nacido aún y en los años 80 mi madre ya era toda una jovenzuela, asusta pensar que dentro de poco veremos morir nuevamente a Michael Jackson y como no con Doña Herminia que nos enterrará a todos contando la noticia a Merche y a Antonio Alcántara. Para esta temporada nos prometieron un gran giro en la historia, algo imprevisible, ¡qué ingenuos estos guionistas al pensar que los espectadores nos podemos sorprender por cualquier cosa! Es cierto que la infidelidad de Antonio hizo arder las redes sociales, pero seamos realistas, si querían dar ese “gran giro” tratándose de los años 80 era fácil adivinar que se trataría de una separación, si algo es destacable en ese periodo de la historia de España es la aprobación de la ley de divorcio y como no, en Cuéntame no podían dejarlo pasar. Sin duda, la serie es de lo mejor que se ha hecho en la televisión nacional y la escena de Merche preguntando a Antonio si está enamorado quedará en el recuerdo como un día lo hizo Pancho corriendo al grito de “Chanquete ha muerto”.

Imagen

Paz -la amante de Antonio- reúne todos los tópicos de una buena amante. Creemos que podrían haberle dado más morbo al personaje. La actriz que lo interpreta -Ariadna Gil- a pesar de ser una mujer atractiva nos parece tan insípida, sin un ápice de carisma, que nos es imposible numerar alguna de sus muchas películas en las que ha participado. No nos extraña que su última aparición en el cine (Vivir es fácil con los ojos cerrados) haya sido tan breve y mediocre que, sinceramente, mejor olvidarla. Es una lástima que no hayan pensado en otra actriz con muchísimo más encanto. Nuestro consejo para ella es que se quede en el teatro, donde parece que se defiende mejor.
Para acabar, esperamos que los guionistas empiecen a pensar en un final digno para esta gran serie y recordamos a los actores que hay vida después de Cuéntame sobre todo para la inmortal Doña Herminia, porque entre todos están convirtiéndola en algo cursi y previsible así que es mejor ponerle fin antes de que la audiencia decida lo mismo que nosotras: darla por acabada game over.

AVANCE:

Imagen

En nuestra próxima entrada traeremos cotilleos noticias de la nueva serie de cuatro -“Dreamland”- que se estrena este viernes a las 22.30 y sobretodo de uno de sus protagonistas: Christian Sánchez la he liado parda.

Ciega a citas: de blog a serie.

Otra decepción en la nueva tanda de series españolas. En un principio nos emocionamos al ver que se estrenaba una serie de humor (que nos parecía original) en horario de programas de televisión insufribles –Sálvame- y series con tantas temporadas encima que alguien como nosotras-recién llegadas a esta franja horaria- nos son imposibles de seguir. Es por esta razón que nos sentamos delante del televisor seguras de que tenía que gustarnos. A los 5 minutos lo tuvimos claro: serie previsible como no donde las haya porque ya sabes que la protagonista acabará con el menos guapo (Álex Gadea) -que la quiere por si misma-, que el guapo de la serie (Octavi Pujades) es un capullo y su jefa una ambiciosa sin escrúpulos, antes incluso de que los conozcamos bien. ¡Solo nos faltaba que el compañero y amigo fuese gay!, está visto que “Sexo en Nueva York” dejó huella.

La serie es tan repetitiva que parece que ya la hayamos visto; la protagonista, incluso, quiere ser una mala copia de la carismática Britney Jones; no olvidarnos de el odioso papel de la madre que no sabemos si es que la misma actriz (Elena Irureta) no se siente cómoda con el personaje, es la que podría dar más juego y acaba convirtiéndose en una caricatura de sí misma. Lucia –Teresa Hurtado- no lo hace del todo mal, pero le falta chispa y en algunas ocasiones resulta antipática, histérica e inmadura. Por todo esto nos preguntamos, si se han leído bien el blog en que se basa dicha serie: un blog diferente, fresco, realista y que engancha -www.ciegaacitas.net -. En la siguiente foto tenemos a su autora argentina Carolina Aguirre, quien asegura no ser Lucia pero bien que lo finje.

Imagen

Estamos seguras de que en este país hay buenos guionistas, gente con muchas ganas de una oportunidad, por favor, se necesitan guionistas nuevos o que, por lo menos, sepan hacer un buen remake.

No queremos criticar al elenco de actores, porque ante un mal guion y dirección poco pueden hacer, aunque algunas malas actuaciones han acabado por convertir la serie en uno de los peores estrenos de la temporada –para nosotras-. Estamos seguras de que la audiencia se debe a su franja horaria ves esto o no ves nada.

PD: queremos reivindicar: basta ya de series tipo Britney Jones, donde la protagonista por no caber en una talla 36 y no tener pareja ni un sueldazo  es una amargada (pero no vamos a hacer ningún discurso feminista). Hoy en día ha quedado desfasado, cualquier periodista se sentiría afortunado de poder trabajar en lo suyo y no en Mercadona teniendo mucha suerte, actualícense por favor.

Imagen

¡Alucina pepinillos con lo que te voy a contar!

Imagen

Hoy tenemos un nuevo episodio de pesadilla en la cocina con Chicote. No somos muy amantes de este tipo de programas pero hace tiempo, y por cuestión más de casualidad que otra cosa, mi madre empezó a ver la versión americana con Gordon Ramsay que no tiene nada que ver con nuestro Chicote. El inglés es un cocinero con 16 estrellas Michelin, 20 restaurantes, multimillonario, reconocido en todo el mundo… pero ¡ay! Se ha metido tanto en el papel o a empatizado tanto con sus sufridos “clientes” en la televisión que él mismo podría protagonizar su particular pesadilla en la cocina. Parece ser que le han quitado alguna de sus estrellas, pero éste no es su mayor problema ya que alguno de sus restaurantes ha cerrado y el de Nueva York ha tenido que ser rescatado con dinero de su propio bolsillo, las pérdidas eran millonarias. Su mal carácter, conocido en todo el mundo, ha hecho que su socio y suegro lo abandone.

Alberto Chicote no es uno de los mejores cocineros de este país, ni del mundo, pero considerando la gran cantidad de buenos chefs que tenemos, no es ningún desmérito. Además, ha ganado varios premios nacionales y fue de los primeros en introducir la cocina de fusión en España.

Lo que más nos gusta es que a pesar de querer hacer una imitación “made in spain” de Ramsay, le ha salido un personaje entrañable. Parece que realmente crea que puede salvar, no solo el restaurante, sino además los problemas personales de sus “clientes”. Lo que nos llamó más la atención fue que, en alguna ocasión, mientras nos explica lo mala que está la comida no deja de comer hasta acabarse el plato. Es cierto que a veces el programa resulta surrealista y cuesta creer que hayan restaurantes en estas condiciones higiénicas pero gracias a eso reconocemos que nos hemos vuelto más escrupulosas a la hora de escoger donde comemos.

Imagen

En algunos momentos del programa la situación nos ha parecido cómica: todos peleándose entre ellos, el restaurante lleno, el propietario se va, el cocinero rompiendo platos y el pobre Chicote haciendo lo que mejor sabe hacer: cocinar. Pensamos que esto es lo que le hace diferente del chef inglés: su humildad, su empeño de que salga adelante el negocio haciéndonos olvidar que es un programa de televisión.

No nos extraña que el chef español cruce el charco y que unos propietarios de Miami se hayan interesado en él, me imagino que si quieres que alguien te salve el negocio prefieres al simpático Alberto que al insufrible Gordon. El mismo Chicote ya lo dijo después de intentar una colaboración entre los dos chefs y no obtener respuesta alguna: Gordon Ramsay es Dios.

PD: aconsejamos a nuestro cocinero que no cambie su vestimenta y no se deje convencer de imitaciones baratas, nos gustaría verle más tal y como es él.

¿Por qué no convence B&B?

Imagen

 El miércoles tuvimos nueva batalla de cadenas. Dos series que pueden atraer al mismo público compitiendo en la misma franja horaria. Los porcentajes de audiencia demostraron que B&B vuelve a perder ante una serie sin grandes pretensiones, pero con grandes resultados en cuanto a guion y actores. A nosotras especialmente nunca nos ha atraído la serie de antena 3 y por eso volvimos a darle una oportunidad a B&B, demostrándonos que ésta pierde originalidad capitulo tras capitulo. Los guiones  tan previsibles, tratando temas con todos sus tópicos, resultan más que decepcionantes, pero lo peor de la serie sin duda es la falta de coherencia en el estilismo y ambientación en la redacción de una revista de moda. No vamos a hablar de la mala actuación de alguno de sus actores, ni de la ridiculez de algunas de sus tramas, ni nos preguntamos cómo puede ser que un hombre como Pablo Doctor Mateo puede haber conquistado –otra vez- a semejante partidazo. A pesar de esto, creemos que lo verdaderamente cansino es Belén Rueda haciendo siempre el papel de mejor madre, mejor profesional y mejor cara de angustia del panorama nacional. Es normal que los espectadores se sientan más cercanos al papel de Tino (Paco Tous) en la serie “Con el culo al aire”: un hombre perdedor que busca la mejor manera de mantener a su familia, cueste lo que cueste. Somos un país al que nos gustan los personajes picarescos, luchadores y no triunfadores ya que por desgracia muchos nos sentimos reflejados en ellos.

Dos consejos que le daríamos a B&B: primero, que se dieran una vuelta en revistas como “Elle” o “Vogue” para darse cuenta que para triunfar en el mundo de la moda ninguna periodista iría vestida como Belén Rueda (aunque aún no tengamos muy claro el género de la revista) y segundo consejo, más protagonismo a la pareja interpretada por Dani Rovira y Fran Perea, o mucho mejor, un spin off para ellos.

Imagen

PD: sobre Fran Perea, aunque nos gustaba más en su papel de pringado (El misterio de Calenda o Los Serrano) consideramos que ha progresado adecuadamente. Y queremos agradecerle que haya dejado atrás su faceta musical.

¡ATENCIÓN! A las buenas críticas de Dani Rovira en su primera película: ¿ha nacido una estrella?

El Príncipe es… Rubén Cortada

Imagen

A pesar de todas las críticas destructivas hacia la serie, a nosotras –y a 5,5 millones de espectadores- nos gusta. Consideramos que el guion es arriesgado, si nos olvidamos de la trama repetitiva de amor imposible. No hablaremos de las limitaciones de Hiba Abouk como actriz, ni de que hayan hecho una de las peores escenas de sexo de la historia, culpa más del director que de la actriz. Nosotras nos quedamos con la trama policial y sobretodo el haber arriesgado a situar toda la historia en una ciudad tan desconocida para muchos españoles y en un barrio concreto ya que parece que en este país da miedo hablar de según qué temas y más aún situarlos en lugares que la gente pueda reconocer; entendemos que a los habitantes del príncipe les parezca inverosímil muchas de las cosas que se cuentan pero no hay que olvidar que es ficción.

Nos gusta también que se hable de un hecho que realmente sucedió y  a partir de aquí se desarrolle toda la historia ficticia.

En cuanto a los actores, destacamos a Nasser Saleh (el chico que se inmola), no nos extraña que Almodóvar se fijara en él; a Ayoub El Hilali (Hakim) y a Mercè Montalà  (la madre de Fátima y la voz de Sandra Bullock) –todos ellos secundarios-.

Y ahora os preguntareis: ¿Por qué es Rubén Cortada el príncipe?, solo cabe decir que su imponente físico y su poca experiencia delante de las cámaras hace que pensemos que podría tratarse del nuevo fenómeno televisivo, nos llama la atención ¿y a quien no? la humildad que ha tenido al reconocer que continua preparándose para llegar a ser un buen actor y consideramos que esta serie puede ser su trampolín.

Como anécdota, nos hizo mucha gracia ver a Pau Durà –camarero homosexual en Plats Bruts– después de tantos años con una imagen y un papel tan distintos.

Haciendo referencia a los actores principales, tan solo destacamos a Coronado, quien demuestra que hay actores que son como el buen vino, que mejora con los años.

Para acabar, sí, lo reconocemos, llevamos toda la mañana buscando cotilleos información sobre Rubén Cortada, para llegar a descubrir tan solo que es un chico tímido y soltero (¿?) –lo que sabemos seguro es que su novia no es María Guinea (su mujer en la ficción), ya que ésta tiene pareja en Barcelona.

PD: que conste que yo soy más de su compañero de reparto en El tiempo entre costuras: Peter Vives – que merece una entrada a parte- y mi madre de su casi doble Jude Law.

M.A.S sobre Galerías Velvet…

Sobre las Galerías Paradise Velvet no se puede decir más de lo que se ha dicho: tiene un buen vestuario, una buena fotografía, buenos actores secundarios… pero entonces me pregunto: ¿cómo puede ser  que ni a mi madre -señora de mediana edad, apasionada de la moda, que incluso ha perdonado el plagio de Paula Echevarría- no le haya gustado?, si hasta incluso se echó alguna risita, diciendo que era lo más cursi que había visto desde Pasión de Gavilanes. Para empezar, el guion falla por todos lados, serie previsible con niña huérfana, niño pijo rico y un amor imposible… Por más que quisieran poner algo imprevisible –el suicidio del padre- quedó tan ridículo e inverosímil toda la trama que en ese momento dejó de ser para nosotras una serie dramática para convertirse en algo más: una serie de humor, donde poder tirar todos nuestros dardos envenenados a una de las series más sobrevaloradas del panorama actual.

Respecto los actores principales, apuntar que a Paula Echevarría la ha maquillado algún infiltrado de Telecinco, porque no entendemos de donde salen tantas arrugas y ojeras que le dan un aspecto más tirando a treinta pico -los que tiene- que a veinte pico.

Sobre el duque Miguel Ángel Silvestre, mejor se hubiera quedado con el papel de malote, que de niño pijo rico no nos lo creemos.

Como siempre, cuando una serie nos aburre, mi madre me cuenta el último de sus cotilleos sobre ésta. En este caso le tocó al guapo protagonista,  su ruptura con Blanca Suárez y los 20.000 € por la fotografía del perrito de ésta- Pistacho- en la terraza de Dani Martín, que como todos sabemos se rumorea que mantienen un romance (Blanca y Dani, no él y el perro claro). A mí se me hace una pareja un tanto extraña, pero viniendo del cantante podemos asegurar que no tienen mucho futuro.

Imagen

En este trio de famosos ganan todos: Dani promociona su videoclip- que será uno de los más vistos-, M.A.S. nos convencerá que ha dejado de ser el chico malo para convertirse en un buenazo, haciendo así mas creíble su papel, y Blanca… pues eso, cumplir uno de los sueños de la mayoría de chicas de su edad pegarse un revolcón con Dani Martin.

Imagen

PD: nos preguntamos cómo no hay más críticas malas sobre la serie, yo (hija) personalmente me pregunto: ¿será que me he vuelto una cínica después de besar a tanto príncipe convertido en rana?