El adiós de ‘Con el culo al aire’

Ayer nos despedimos de la comedia ‘Con el culo aire’, la noticia de su no renovación fue una sorpresa, pero el final era necesario.

De la primera temporada no podemos decir nada malo ya que cumplía sus expectativas: una serie sencilla, con tintes de humor, nada pretenciosa y una crítica social en toda regla. La segunda temporada, que mantuvo su audiencia, perdió un poco de interés, pero sin dejar de lado su esencia, la crisis, por lo que seguía siendo un buen entretenimiento. El error fue continuar con una tercera temporada que no iba a buen puerto… Con personajes nuevos que no aportaban originalidad, tramas absurdas, cameos que intentaban salvarla y una gran competencia con las demás cadenas. Lo que sí es cierto es que es una serie que ha mantenido una audiencia fiel, con actores que gustan, personajes a los que acabas cogiendo cariño y momentos que te sacan una sonrisa.

En cuanto al último capítulo… nos prometieron una despedida de la serie y con lo que nos encontramos fue un final abierto, dejando la trama en el aire, suponemos que su repentina no renovación tuvo mucho que ver y por eso nos hemos quedado con un final de temporada…

Nosotras nos quedamos con este magnífico diálogo de Tino en su estreno:

“Ruega por una hipoteca, reza por una un trabajo, sueña con un coche que no puedes pagar. Gana más que tu cuñado y díselo; vive de tu tarjeta de crédito, y si no puedes, coge otra. Hazte del Madrid o del Barça, no seas un perdedor. Apréndete tu número de DNI, porque para ellos eres sólo eso. Un número al nacer. Un número en el colegio. Un número de parado, un número de cuenta, un número en la lista de espera. Un número de Hacienda. Hasta que te conviertes en un número rojo, y ya no eres nada. Como yo. Éste es el mundo que vamos a dejarles a nuestros hijos. Por eso he decidido salirme de él; porque no me lo creo”.

Tal vez sea por esto por lo que siempre hemos respetado esta serie, se ríe de la crisis, de la pobreza que sufren muchas personas hoy en día, pero lo hace de forma “elegante” sin caer en la burla, no como otras series españolas de más audiencia.

Canción de la cabecera:

Primer capítulo:

Anuncios