Sin Identidad: a la espera de la segunda temporada…

30

Llegó el final… un capítulo que podríamos dividir en varias secuencias. Si la parte de cómo Curro vende a María y la reacción de la desaparición de ésta por parte de sus familiares, amigos y novio está bien resuelta, no podemos decir lo mismo de la trama de la protagonista en la casa de su comprador. Por desgracia, la trata de blancas es mucho más sórdida y aquí solo nos faltaba Faruk (Rubén Cortada) y estamos seguras de que María después de ver cómo es su familia se hubiera quedado en el palacio tan a gusto. Pero hemos de decir que esta primera temporada, en líneas generales, nos ha gustado y queremos más. Deseamos ya la venganza, anhelamos saber por qué Juan está con el malísimo tío (Tito Valverde), quien es esa niña llamada María y si Amparo realmente ha sustituido a su hermosa hermana.

Hace unos días pudimos leer una entrevista del actual coordinador de guion de la serie, Manuel Ríos San Martín, donde explicaba que en la segunda temporada llegará la venganza y no tiene pensado alargar para una tercera. Lo que más nos llamó la atención fue que hubo un cambio de guionistas a partir del sexto capítulo ya que el creador, Sergi Belbel, dejó la serie por desavenencias con la cadena, parece ser que no tenían la misma perspectiva en cuanto a la idea. Nosotras felicitamos al nuevo equipo porque no se ha notado el cambio.

Por último, vamos a hacer una reflexión muy personal sobre los actores. Algunos de ellos nos han asombrado gratamente, como Verónica Sánchez en su papel de hermana macarra, es una pena que esta actriz no sea valorada como otras que no son ni la mitad de profesionales que ella. Es tan creíble su papel que nos ha hecho olvidar su paso por ‘Los Serrano’ y llegamos a preguntarnos si es la misma chica de la película ‘Las 13 rosas’, donde ya mostró ser una actriz para tener en cuenta. Otra gran sorpresa es el cambio de registro de Miguel Ángel Muñoz, nos encanta en este papel de niño pijo perverso porque ha sabido hacer suyo el personaje, tanto Verónica como M.A.M. en muchas ocasiones roban protagonismo a la pareja formada por Juan y María -esto último lo he puesto por imposición maternal-.

No nos podemos olvidar de Victoria Abril la cual, a pesar de tener un papel corto, nos ha demostrado que con los años ha ganado como actriz. Sin duda, tenemos que elogiar a los directores de casting porque nadie mejor que ella podía hacer de prostituta alcohólica.

Sobre Megan Montaner, tan solo repetir lo que ya dijimos, es una buena actriz capaz de llevar el peso de la serie, pero tal vez no resalte tanto ya que en general todos los actores son correctos. No nos olvidamos de Eloy Azorín -como sí lo hacen muchos directores españoles- este hombre nos encanta, se mete tanto en el personaje que cuesta creer que no es un friki de los ordenadores.

También nos ha gustado el personaje del hermano de Pablo, somos partidarias de que salgan más actores con síndrome de Down en la televisión ya que tiene una espontaneidad y una ternura que no vemos muchas veces en otros artistas.

Y así nos despedimos de ‘Sin Identidad’ hasta la próxima temporada.

PhotoGrid_1405091868821(1)

PD: Antena 3, ¿por qué os empeñáis en “spoilearnos” todas las series con vuestros avances?

Series españolas míticas (1ª parte)

El próximo domingo el spin off más longevo y popular, Aída, llega a su fin. Para nosotras la serie acabó hace ya mucho tiempo, porque somos tan dignas que no nos apetecía seguir escuchando ciertas tonterías… No obstante, el anunciado final ha hecho que volvamos la vista atrás, para repasar las series españolas que pasaran a la historia, porque nosotros también podemos hacer buenos productos.

seriesespañolas

COMPAÑEROS (1998-2002)

A finales de los 90 nos presentan a Quimi, Valle, César y toda su pandilla. Todos hemos visto alguna vez esta serie, ya que después de tanta reposición es imposible no conocerla. La serie tenía todos los ingredientes necesarios para enganchar y lo hizo.
El problema llegó cuando sus protagonistas cumplieron la treintena y tuvieron que buscarse a jovencitos nuevos, a pesar del gran éxito que había tenido siempre, la audiencia se cansó –influida además por Operación Triunfo- y la serie acabó fatal con la muerte de Beatriz Carvajal (madre de todos: Javi en LQSA, Belén en AQNHQV, Laura en Los misterios de Laura…).
Es una serie mítica, que nos hizo reír, llorar y enamorarnos de sus personajes. Además, supuso el gran salto a la pantalla de algunos de sus actores como Eva Santolaria, Raúl Arevalo, Miguel Ángel Muñoz o el eterno macarra Antonio Hortelano –los dos últimos actualmente aparecen en Sin Identidad-.
Años más tarde, aprovechando la nueva generación de hormonas revolucionadas (donde me incluyo) quisieron probar suerte con una especie de compañeros modernizados, el resultado fue Física o Química, que curiosamente también bajó mucho de audiencia al desaparecer su elenco principal y acabó con una muerte…

 

PERIODISTAS (1998-2002)

Ambientada en la redacción del Crónica, era la historia de un grupo de profesionales que trabajaban en la sección de Local de un diario de tirada nacional protagonizada por José Coronado, Esther Arroyo, Belén Rueda y muchas otras caras conocidas a día de hoy. Su magia radicaba en lo bonito y apasionante que te presentaban el mundo del periodismo ¡todos queríamos ser periodistas! y se nota
Después de 9 temporadas, muchas bajas de actores y la competencia directa con Ana y los 7, la serie finalizó por la puerta grande, es decir, sin un final precipitado y bochornoso.
A Belén Rueda lo de trabajar con periodistas le debió gustar, porque actualmente la podemos ver en la redacción de B&B, de boca en boca. Además, la serie también inspiró a Fenómenos, que no contó con la misma suerte.
PD: si os gustan las series de periodismo os recomendamos The Newsroom de Aaron Sorkin.

 

FARMACIA DE GUARDIA (1991-1995)

Esta serie ya la veía yo antes de nacer, porque justo el año en que se estrenó, asomé mi cabecita. Ésta fue la primera producción propia de antena 3, dirigida por Antonio Mercero, contaba con una trama y personajes históricos (Carlos Larrañaga o Concha Cuetos). Según mi madre –obviamente, poco tengo que decir yo- era todo un acontecimiento ver a la familia farmacéutica.

Sin duda, una de las mejores series que se han hecho, sus guiones entrañables y llenos de buenas ideas, buenos actores, bien dirigida que marcará el recuerdo de una época donde las familias todavía se reunían delante del televisor.

 

LOS SERRANO (2003-2008)

Está bien, si no tenemos en cuenta el final y la muerte de Belén Rueda, fue una serie memorable. La familia Serrano hizo que viviésemos grandes momentos, que descubriéramos a grandes actores no cantantes como Fran Perea o Alejo Sauras y actrices como Natalia Sánchez o Verónica Sánchez. Era una serie familiar, divertida y fresca. Nos hacían sufrir con sus ideas descabelladas, sus problemas y relaciones, pero sobre todo, nos hacían reír. Por ese motivo dolió tanto su final, porque no se merecían que, después de todo ese tiempo, nada de eso hubiera ocurrido… Si querían un final que fuera recordado eternamente, lo lograron: el peor final de una serie.
Han intentado hacer muchas otras series basadas en familias (La familia Mata o Familia), pero ninguna ha llegado a nada grandes audiencias.

 

AQUI NO HAY QUIEN VIVA (2003-2006)

Para nosotras es la mejor serie de humor española y de las mejores del mundo. Los genios Alberto Caballero e Iñaki Ariztimuño decidieron ambientar su serie en una comunidad de vecinos donde se hallaban todas las claves del éxito: situaciones absurdas, pero creíbles, vecinos molestos, pero entrañables, un dúo brillante formado por el portero y el padre, un eterno presidente de la comunidad, tres chicas de oro sintonizando radio patio, un homosexual cuya mascota se llamaba Versacce, un niño más listo que todos juntos , la pija, la guapa viviendo con la no tan guapa, hasta un videoclub. ¡Todo en esa serie era perfecto! Si antes hablábamos del peor final de la historia, ahora nos encontramos con uno de los mejores finales que hemos visto jamás. El edificio de Desengaño 21 desaparecía todo un drama, sus vecinos se separaban y en nuestros corazones quedó un vacío inmenso que intentamos llenar con las reposiciones de la serie en Neox…

PD: La que se avecina, aunque es básicamente lo mismo, está perdiendo mucho la dignidad coherencia últimamente y nosotras nos quedamos con ANHQV.

 

7 VIDAS (1999-2006)

Fue todo un fenómeno y nunca se ha hecho nada igual. Rodada con público en directo, como si de una sitcom americana se tratara, contaba la vida cotidiana de un grupo de vecinos. En un principio narraba la historia de un chico que se despierta de un coma después de 18 años. Pero eso daba igual, lo importante de la serie fue descubrir a ¡Javier Cámara! y como no, a su ficticia madre Amparo Baró. Este dueto era, sin duda, la clave de su éxito y a pesar de que Javier dejó la serie más bien pronto una tragedia, continuábamos disfrutando de Amparo con sus ideales y collejas.
La trama varió mucho, debido a la entrada y salida de una gran cantidad de actores. Además contó con varios cameos, a destacar el único del que nos acordamos Fernando Torres y se le empezó a dar más protagonismo al Kasi Ke No y a su revelación: Aída.

 

CONTINUARÁ…

Sin identidad: el piloto y sus gazapos

10275985_642027762551128_5322981650272060355_n

Ayer vimos el piloto de Sin identidad. Para empezar el título no nos convence y eso que se iba a llamar “Robada” que es aún peor, pero la serie a pesar de sus múltiples gazapos, nos pareció interesante. No obstante, los primeros diez minutos resultaron de un nivel muy discutible para ser un primer capítulo: la música de fondo no te dejaba entender bien los guiones y no te explicas como después de salir de la prisión consigue el dinero para poder pagar una identidad nueva (o nosotras no lo entendimos). Cuando ya estábamos a punto de darla por otro fracaso, empezó lo que realmente nos enganchó. La trama típica de niños robados nos gusta y creemos que el momento en el que ella se entera de que es adoptada es mucho más creíble que otra serie que ya vimos- la mini serie que emitió Telecinco que trataba el mismo tema, con Adriana Ugarte- donde quedaba cogida con pinzas. A partir de aquí los sucesos empiezan a intrigarnos, aunque creemos que la ambientación del año 2001 está más cerca de los 80 que del 2000.

Seguramente muchos nos esperábamos, tal y como nos prometieron, un Revenge a la española y por ahora nos hemos encontrado con la historia de los niños robados que parece que tanto gusta a los guionistas de este país. A nosotras nos recuerda más a ‘Motivos Personales’ y esperamos que siga el mismo camino.

Sobre los actores, queremos destacar a la actriz principal, Megan Montaner (‘El secreto de Puente Viejo’, ‘Dioses y perros’), la Jessica Alba de nuestro país. Ella es quien lleva el peso de la serie y realmente sale airosa de su primer papel protagonista y lo celebramos ya que no está en la serie solo por ser una cara bonita, sino por su talento. El elenco de la serie es más que aceptable, volvemos a tener a un Tito Valverde demostrando que es uno de los grandes. Lo que más nos ha ilusionado es volver a ver a Miguel Ángel Muñoz (‘Un paso adelante’) otra vez en nuestras pantallas ya que está buenísimo es un buen actor –por lo menos cuando habla se le entiende-, tiene carisma y es un chico que no ha tenido mucha suerte en su profesión. Otro de los que hemos celebrado volver a ver es a Eloy Azorín (‘Todo sobre mi madre’, ‘No me pidas que te bese porque te besaré’) en un papel de friki donde encaja perfectamente. Nos gusta la relación que tiene con su hermano y consideramos que su personaje es uno de los mayores logros de la serie. Acerca de Lydia Bosch tan solo decir que cambie de cara peluquero o de peluca. No es una actriz que nos caiga bien y consideramos que siempre ha estado sobrevalorada en la pequeña pantalla.

Los datos de audiencia son buenos, siendo el estreno más visto del año, superando a ‘El Príncipe’ y ‘Velvet’, pero pensamos que perderá algo de audiencia.

Para acabar, pedimos una explicación sobre por qué una persona se pasa 13 años en una cárcel asiática y sale más joven y más guapa, realmente la ambientación de esta serie deja mucho que desear. No sabemos cómo los que aprobaron el piloto se les pasó por alto todos estos errores que convierten una buena idea en algo mediocre.

sin identidad

Tenemos algún ¡cotilleo! sobre los actores de esta serie: a Megan Montaner se le relacionó con el actor Álex Gadea, que podemos ver ahora cada día en cuatro -ciega a citas- ya que coincidieron en ‘El Secreto de Puente Viejo’, serie que ella abandonó de forma repentina, pero donde ahora volverá en modo de flashback. Esta supuesta relación fue desmentida por los dos y actualmente Megan está saliendo con un biólogo llamado Gorka Otzúa.

Miguel Ángel Muñoz comparte cadena con su actual pareja, la actriz Manuela Vellés, que podemos ver en Velvet.

PD: en el próximo episodio se estrenan Victoria Abril y Verónica Sánchez, dos grandes actrices que nos apetece mucho verlas en su papel de “chonis”.

Making off del próximo capítulo:

Entrevista a Miguel Ángel Muñoz:

¿Qué une Ocho apellidos vascos con Las trece rosas?

Hoy empezamos con nuestra sección de cine y lo hacemos con un recopilatorio de películas del director español Emilio Martínez Lázaro, el responsable de la película de moda: “ocho apellidos vascos”.

emilio lazaro

Sinceramente, nos ha sorprendido la originalidad de la película dentro de todos los tópicos que ha utilizado para sacar unas carcajadas al público y decimos que es original porque menciona temas hasta ahora tabú en una comedia como lo son la Kale barroka o la independencia de Euskadi. La verdad es que se ha arriesgado ya que podría haber ofendido pero ha conseguido crear personajes que gustan al público, aunque pensamos que podría equivocarse si decide hacer la secuela llamada “9 apellidos catalanes”, creemos que los tópicos vascos y andaluces en este caso han funcionado pero podría caer en el fatídico error de tocar ciertos temas que es mejor dejarlos aparcados y no porque los catalanes no sepamos reírnos de nosotros mismos, que ya pasa, sino porque ahora no es el momento idóneo. Siempre hemos pensado que las secuelas funcionan solo en algún tipo de películas, como “Spiderman”.

Ocho-apellidos-vascos_cartel_peli

En ocho apellidos vascos volvemos a encontrarnos que el director saca lo mejor de cada actor. Tenemos a la revelación del momento -Dani Rovira-, vale la pena ir a ver la película solo por él, ya hablamos en otra entrada de que era sin duda el actor de moda –junto con Rubén Cortada, claro- incluso encontramos correcta a la borde Clara Lago; nos gustaría saber que piensa nuestro queridísimo Dani acerca de ella, ya que en muchas entrevistas no hemos visto mucho feeling entre ellos. Acerca del personaje de Koldo (Karra Elejalde) es sin duda el mejor intérprete de la película, su papel nos parece el más logrado y auténtico.

Emilio Martínez Lázaro es un director que nos ha dado gratas sorpresas en el mundo del cine, ya en el 2002 nos mostraba su película “El otro lado de la cama”. Esta vez se arriesgó con un musical y un guion divertido; es cierto que arrasó en los cines pero, tal vez, no supo sacar más partido a sus actores, cosa que no le ocurrió en su mejor película “Las 13 rosas”. En ésta tanto el guion como la realización eran sublimes y las jóvenes actrices mostraron que si están bien dirigidas y tienen unos buenos diálogos pueden hacer mucho más de lo que están haciendo ahora, todas ellas prometían una gran carrera pero no entendemos cómo alguna se ha quedado a medio camino. La película es una de las mejores de este periodo de la historia que tanto nos gusta –la guerra civil española- y solo por esto hemos decidido que nuestra primera entrada acerca del cine español se la dedicamos a este gran director que sabe conectar tan bien con el público.

Incluso le perdonamos su peor película: “La montaña rusa” que parte de una metáfora simplista que compara el sexo con una montaña rusa. Un mal día lo puede tener cualquiera.